lunes, 20 de diciembre de 2010

Ser diferentes siendo iguales.

Querer ser diferente. Por tan solo unos segundos o unos minutos, destacar. Como si en un mundo de silencio tu gritas diciendo estoy aquí, como si todos fueran de negro y sólo tú de blanco.
Estar por un momento siendo único, pero la gran mayoría de veces no se nos ve. Sólo hay ratos así, el resto del tiempo somos uno más,uno del montón, somos diferentes pero a la vez tan iguales. Somos diferentes por como vestimos, por el físico, por nuestros rasgos, pero tan iguales porque nadie destaca de entre todos, porque al fin y al cabo todos somos uno más. Alguien del montón, uno cualquiera así somos; si no hubiera divisiones de poderes y todos estuviéramos juntos sólo abría razas, razas unidas a un terreno y el terreno unido formando el mundo

lunes, 13 de diciembre de 2010

Dibujando corazones...

Dibujo corazones para sentir tu latido cerca de mi, para no sentirme sola, para no volver a caer en las garras de la soledad. Aquella que tanto me hizo sufrir y de la que no me podré olvidar jamás. Tú siempre estabas allí gritando, para decirme lo que sentías, pero yo no te quería escuchar. Era tarde, lo que yo sentí por ti acabo. Di vuelta de hoja y fue cuando tú no lo ignoraste, cuando empezaste a sentirme dentro de ti. Llegaste tarde a mi estación y no pudiste coger el tren que llevaba a mi corazón...

viernes, 10 de diciembre de 2010

Vivir en una permanente oscuridad.

Cuanta impotencia sentí cuando aquel abrazo bañado en lágrimas me dió. Lágrimas llenas de temor, de impotencia y es que no sabe nada.
Me pregunto qué le pasará, lleva un mal trago encima.
¿Y si todo sale mal?, dejará de verme, pero me sentirá aunque será un gran sufrimiento ver como todos estamos allí sin que ella sepa quien hay. Dejará de ver el mundo de color y se adentrará en la oscuridad y solo el tacto y el oído le podrán ayudar.
¿ Por qué ahora? no le basta con lo que tiene que sufrir y aún encima esto...
Pero¿y si sale todo bien?, es un sufrimiento menos, un descanso para los dos. Son los dos tan grandes, un gran ejemplo y no sé que podré hacer cuando falten.
Puede dejar de ver el mundo y cada minuto que pasa pienso que puedo ser también yo, que podré acabar así. No tengo ni tanta imaginación, ni quiero saber que se siente, es pensarlo y las lágrimas comienzan a deslizarse por mi cara.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Dejaste una huella en mi...

Todo iba bien, éramos felices, nos queríamos, creímos que eso duraría pero me hiciste daño la huella que en mí dejaste permaneció.
Pase malos días, malos meses hasta que por fin un gran amigo me ayudó y tu huella borró. Comenzamos a sentir algo extraño pero sincero y profundo; tu huella no era más que un puñado de tierra que el aire se llevó.
Algo pasó y cambiamos, ya no éramos los dos amigos que se apoyaban y ayudaban pero a pesar de cambiar seguíamos estando unidos. Tú volviste a aparecer, a mi todo me iba bien y había olvidado todo pero en el primer instante en el que te vi todo surgió de nuevo y la huella volvió a aparecer. Tú estabas arrepentido, pero yo no.